Un deporte que prepara para la vida

Escrito por: ONEFA/ Tanya Peláez Ramírez

Platicamos con el Coach Sergio Olvera sobre su trayectoria como entrenador y su visión respecto al futbol americano y la apertura que se requiere para permitirle a una mujer participar como jugadora de liga mayor en un equipo de FBA.


Con excelente entusiasmo el Coach Olvera, Licenciado en Educación Física por la Escuela Superior de Educación Física y actual entrenador en jefe de los Toros Salvajes de la Universidad Autónoma de Chapingo, nos regaló un espacio para platicar sobre su larga trayectoria como entrenador de futbol americano y sus logros. 


Un camino que empezó muy temprano


Nacido en Ciudad de México en el año 1972, Sergio Olvera comenzó a jugar FBA a la edad de tres años y medio. Su abuelo materno sugirió a sus papás que lo metieran a practicar el deporte de las tackleadas para reducir la hiperactividad que desde muy temprana edad comenzó a manifestar al no poder dejar de correr, ni mantenerse quieto. En ese entonces el trastorno de hiperactividad no era conocido ni mucho menos tratado como tal. Su abuelo consideraba que al ser un deporte que implica un desgaste físico fuerte, la hiperactividad de Sergio disminuiría.

Fue así que ingresó al Club Comanches A.C. iniciándose en el FBA y desde entonces ha estado muy involucrado en este deporte, como jugador y como entrenador.

Elemento destacado


A los 14 años, mientras jugaba en el equipo de los Redskins, comenzó su experiencia como entrenador en la liga de Futbol Americano del Estado de México, A.C. (Fademac). En 1992 fue invitado por el Dr. Jacinto Licea para jugar en liga mayor de Águilas Blancas del Politécnico Nacional. Fue ahí donde se convirtió en corredor histórico y recibió otros reconocimientos como novato del año, Selección Ideal, seleccionado Poli los cinco años que jugó con Águilas Blancas y tres años fue parte de la Selección Nacional (1992, 1995 y 1996). Durante el periodo que jugó en liga mayor estuvo dentro de los tres mejores anotadores y también fue líder de regresos de kick off o despeje. Cada año obtuvo un logro que lo motivaba a ser el jugador que fue. 

Le preguntamos qué significó para él ser entrenado por el Dr. Jacinto Licea a lo que nos dijo que fue muy significativo porque “el Doc” es un ejemplo de vida. Destacó que hasta la fecha aún trabajan juntos, y que lo apoya mucho. Olvera espera que cuando sea seguro regresar a jugar después de la pandemia, el Dr. Licea pueda ayudarlo como asesor un par de días a la semana para los entrenamientos en la Universidad Autónoma de Chapingo. “Es una gran persona, un ícono del FBA y lo más valioso que tengo es su amistad. Siempre ha sido un gran ejemplo para mí y espero poder seguir sus pasos”. 


Al cabo de su elegibilidad, en 1996, se fue a España a jugar con el equipo de los Drags de Badalona por una temporada, en la cual ganaron el campeonato español.


Un coach muy solicitado


Su trayectoria como entrenador continuó después de terminar su elegibilidad, comenzando con su llegada a la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA) como entrenador de corredores de Águilas Blancas. Para el año 2000 se fue con los Borregos de TEC Ciudad de México y luego TEC Chihuahua. Al cabo de un tiempo llega la oportunidad en TEC Toluca con Adolfo Jamal con quien estuvo los primeros dos años como coach de corredores y después fue coordinador ofensivo. Su siguiente paso fue en la Universidad Anáhuac del Sur, después se fue al equipo de Centinelas como coach de corredores. Fue también entrenador de los Linces de la Universidad del Valle de México, y del 2008 al 2012 fue coordinador ofensivo en Pumas Acatlán.

Los Toros Salvajes


Regresó a las Águilas Blancas como coordinador ofensivo del 2012 al 2014, cuando le llega la oportunidad de ser Head Coach de los Toros Salvajes de la Universidad Autónoma de Chapingo. En 2018 abandona al equipo por cuestiones administrativas ajenas a él y se incorpora como coordinador ofensivo del equipo de las Águilas Negras de la Universidad Autónoma de Chihuahua, a lado de su gran amigo Javier Trevizo. Al no poder trasladar su plaza de la SEP a la ciudad de Chihuahua, volvió a CDMX para continuar trabajando como profesor de Educación Física. Al cabo de unos meses fue convocado nuevamente para continuar su liderazgo con los Toros Salvajes y desde entonces dirige al equipo estudiantil. Comenta que ha estado en muchos equipos por crecimiento profesional y por lealtad a quienes lo han invitado a participar en ellos.


Un entrenador intenso


No por nada le dicen “El Intenso”, y es que Olvera admite que, además de inquieto, siempre ha sido muy competitivo y apasionado, y eso es lo que le ha funcionado para entrenar a todos los jugadores con los que ha convivido en estos 33 años. Como Head Coach de los Toros Salvajes ha logrado que el equipo salga de su rincón para demostrar su capacidad ante otros equipos y ha tenido resultados muy satisfactorios.


Tuvo la oportunidad de dirigir el Tazón Azteca del 2017, cuyo partido se celebró el 9 de diciembre, en el que la selección ONEFA se enfrentó al equipo All American Eagles en el estadio “José “Palomo” Ruiz Tapia” donde México obtuvo la victoria con un marcador de 34-24. En palabras del coach Olvera fue increíble porque hicieron una selección donde él abrió la oportunidad a muchos coaches de participar. Fue el año en el que hubo más entrenadores provenientes de varios equipos para una selección. “Hay mucho talento en nuestro país. Era muy importante contar con los mejores jugadores y entrenadores para que vivieran la experiencia. Fue un episodio muy bueno que culminó con un triunfo para México”. Considera a este evento como un espacio de aprendizaje integral y sana convivencia entre jugadores y entrenadores a nivel nacional y espera que se pueda repetir, más ahora que ya se unificaron las ligas para hacer un Tazón Azteca con los mejores jugadores. “Es muy padre poder representar a tu país a través de un evento como éste” resaltó.


Visión de equidad de género


Como muchos ya deben saber, los Toros Salvajes están por estrenar a un nuevo miembro en sus filas: Naomi Robles Juárez, la primera mujer en jugar en un equipo de liga mayor de la ONEFA, lo cual nos parece un avance significativo en el futbol americano.


Naomi, próxima a graduarse de la carrera de veterinaria por la FES (Facultad de Estudios Superiores) de la UNAM en Cuautitlán, solicitó el apoyo de Sergio Olvera para una maestría en Chapingo y también le solicitó la oportunidad de jugar en la liga mayor de los Toros Salvajes. “Yo ya la conocía. La entrené en 2019 cuando estaba en la Selección Femenil de México y jugó contra las Warriors de Europa en el Wilfrido Massieu. Le pregunté si de verdad quería probar jugar con la liga mayor. Toda la vida he sido una persona a la que no le espantan las cosas” aseveró el corredor histórico de las Águilas Blancas. Revisó los reglamentos de la ONEFA y otros protocolos, y al no encontrar ningún impedimento para que Naomi se integre al equipo, se le dio luz verde. En cuanto termine sus estudios de educación superior, podrá comenzar a jugar con los Toros Salvajes (segundo semestre de 2021). Mientras tanto ella se está preparando físicamente para tener un mejor rendimiento.


Los comentarios negativos no se han hecho esperar, pero también ha habido mucho apoyo hacia Naomi. Olvera está convencido de que su desempeño en el equipo será tan bueno como el de los otros jugadores. 


“El FBA se asemeja mucho a la vida”


Sergio Olvera siempre les dice a sus jugadores que el FBA los prepara para el mejor juego de sus vidas, y que “se trata de la vida afuera de la cancha o de la escuela. Que acabando su elegibilidad, sea lo que sea que construyan para su futuro, sepan hacerlo bien. Yo los invito a practicar un deporte que los prepare para la vida. Bienvenidos al FBA” finalizó.