Temporada 2019
3 Noticias de 162 totales

Ensayos en la Playa

Foto: Grupo de trabajadores de la playa de Cedar Point, Ohio, en el verano de 1913. Al centro de la línea superior, con la cabeza de un joven desconocido en medio, aparecen Gus Dorais y Knute Rockne. Foto tomada de https://und.comTodavía en 1911, las reglas del futbol americano favorecían al juego defensivo, por lo que el gol de campo, pese a su valor ya reducido a tres puntos, seguía siendo la más socorrida forma de anotación, además de los regresos de fumbles y patadas bloqueadas.Ello fue clave para que, con una ofensiva muy inferior a Carlisle, Princeton fuera proclamado campeón nacional en ese año. Pese a sufrir empates ante Navy (0-0) y Lehigh (6-6), los Tigres lograron triunfos clave ante Dartmouth (3-0), Harvard (8-6) y Yale (6-3), en los que resultaron claves el pateo de Wallace DeWitt y los regresos de balones libres de Sam White.El triunfo sobre Dartmouth propiciaría uno de los cambios de regla para el torneo siguiente. Un intento de dropkick de DeWitt fue parcialmente bloqueado, pero tras un par de botes el ovoide dio un “brinco de canguro” para librar el travesaño de las haches. Los árbitros dieron por bueno ese gol de campo, aunque por azares del destino, ese mismo día, durante un juego entre los Colegios Andover y Exeter, se presentó una situación casi idéntica, y ahí el gol de campo no se concedió.Pero hubo cambios reglamentarios más importantes previo al torneo de 1912, los cuales favorecieron decididamente el juego ofensivo.De algunas platicamos en la columna anterior, como la legalización del pase adelantado de cualquier distancia, siempre que se lanzara desde cinco yardas detrás de la línea de scrimmage y dentro de los confines del campo, al cual se le añadieron zonas de anotación de 10 yardas de profundidad, que permitían que un pase adelantado dentro de esas zonas fuera una anotación válida. Además, la longitud del campo entre las líneas de gol se redujo de 110 a 100 yardas, y el valor del touchdown alcanzó, finalmente, su valor actual de seis puntos.Sin embargo, los equipos de la región de Nueva Inglaterra fueron reacios a reconocer las virtudes del pase adelantado. Ese año Harvard se proclamó campeón invicto, destacando su triunfo sobre Yale, 20-0, y refrendaría la corona en 1913, gracias sobre todo al pateo de Charles Brickley, quien hizo la totalidad de los puntos de los “Cantabs” en sus triunfos sobre Princeton (3-0) y Yale (15-5). Durante el calentamiento previo a este último juego, el HC Percy Haughton presumió el poderío de su pateador, al mandarlo a ensayar goles de campo desde el centro del terreno, conectando una patada de 50 yardas, y de inmediato conectando otra en las “haches” contrarias del campo.En el Oeste, las jugadas de “shift” de Henry Williams permitieron a Minnesota imponerse en 1911. En 1912 se impuso Wisconsin, y en 1913 los Cimarrones de Chicago de Amos Alonzo Stagg.

Un nuevo campo, mayores metas

Siendo el deporte amateur de mayor impacto mediático en nuestro país, el futbol americano ha ejercido un indudable impacto no solamente en el ámbito deportivo, sino en el resto de los aspectos más trascendentes de la vida nacional.Recientemente, la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) inauguró su Laboratorio de Neurofarmacología y Terapéutica Experimental (LNFE) SISTEMA NACIONAL DE INVESTIGADORES (que agrupa a los investigadores más importantes de todo el país), y a cargo del mismo ha sido designado el Doctor en Biología Bruno Antonio Marichal Cancino, quien hoy cuenta con 37 años de edad, y durante 15 de ellos estuvo ligado a la disciplina, forjándose dentro de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y su programa de futbol americano.“Me inicié en el futbol americano a los 15 años de edad, dentro del equipo de la Escuela Nacional Preparatoria #1 de la UNAM, donde fui entrenado por Carlos “Koala” Sánchez en un principio. En la Categoría Intermedia jugué para Pumas C.U., bajo las enseñanzas de José Luis Pérez”.Conocido por sus compañeros de equipo como “El Wacha”, desde el puesto de cornerback, su jersey número 21 fue reconocido por sus compañeros y rivales en todos los campos en los que vio acción. “Muchas veces jugué de externo en la línea defensiva, y me divertía más ahí porque mi velocidad me hacía muy fácil el trabajo, siempre que los linieros ofensivos no me pusieran una mano encima. Lamentablemente, pesaba 75 kilos en la época en la que tuve mayor masa muscular, y eso me impidió hacer la prueba en otras posiciones”.“Por diferencias ideológicas con el entonces entrenador de Liga Mayor de Pumas, decidí no jugar más para la institución, pero el deseo de jugar me llevó a la Liga Interfacultades, donde jugué para los Guerreros de Trabajo Social, bajo la dirección del HC José Vega Guerrero. Participé de manera irregular en la Liga de Veteranos, y finalmente fundé el equipo Firefox Arena, que existió tan solo durante dos temporadas”.“El futbol americano fue parte de mi vida durante 15 años. Después de eso, Empecé a jugar tochito bandera, para tratar de llenar ese hueco que siempre nos queda”.Hizo buena amistad con el coach Félix Buendía, aunque no llegaron a jugar juntos, y con otros ex compañeros como Gustavo Adolfo Aguilera e Igor Aragón, pero reconoce como uno de sus mejores amigos en los emparrillados a Carlos Vega Zavala. “Él jugó las juveniles en Prepa-1, e Intermedia y Liga Mayor en el TEC. Es el actual entrenador en jefe del ITESM-CCM, categoría Juvenil. Es un tipo extraordinario, docente, entrenador, empresario, ironman, y se toma muy en serio su trabajo como entrenador, inculcando valores a sus muchachos”.

El Atleta más Grande del Mundo

Foto: Equipo de la Escuela Indígena Industrial de Carlisle, luego de su triunfo por 18-15 sobre Harvard. A mano izquierda del Head Coach Glenn “Pop” Warner (de traje), parece Jim Thorpe. Foto tomada de “Explore PA History”: https://explorepahistory.com/displayimage.php?imgId=1-2-1447Recientemente, la NFL dio a conocer una lista de 100 jugadores y estrategas para conmemorar el primer centenario del máximo circuito profesional de futbol americano a nivel mundial. Irónicamente, es una de las primeras selecciones ideales en la historia de la NFL que deja el nombre de Jim Thorpe fuera de su listado.Como ya vimos en una columna anterior, desde 1899 el coach Glenn S. “Pop” Warner convirtió a la Escuela Indígena Industrial de Carlisle (CIIS) en una gran potencia del futbol americano intercolegial en la región de Nueva Inglaterra, donde en aquel entonces se concentraban los mejores exponentes de la disciplina en el país.Desde que Isaac Seneca (QB-1899) fue el primer All-American reconocido por Caspar Whitney y Walter Camp, desfilaron por las selecciones ideales jugadores tan brillantes como Martin Wheelock, Frank Hudson, Jimmy Johnson, Albert Exendine, Oscar Hunt y Pete Hauser, ya habían integrado diversas selecciones ideales antes de que James Francis “Jim” Thorpe se colara como integrante del tercer equipo All-America de 1908, gracias en buena medida a sus actuaciones ante Penn State y Pennsylvania, donde logró todos los puntos para que Carlisle superara 12-5 a los futuros “Leones de Nittany”, e igualara 6-6 contra los Cuáqueros.Como todos los alumnos en Carlisle, Thorpe tenía que renunciar a su cultura indígena para asimilar la cultura de los colonizadores blancos. Él, a diferencia de otros alumnos del colegio, contaba con un bautismo católico, pues sus abuelos paternos fueron europeos, aunque sus abuelas maternas fueron nativas americanas de Oklahoma. Nació en la reservación de la Tribu Sac & Fox, recibiendo el nombre de Wa-Tho-Huk, el cual se traducía por “Sendero Brillante”.Su certificado de bautizo indica que nació el 22 de mayo de 1887, bajo el nombre de Jacobus Franciscus Thorpe, aunque él mismo escribió en un artículo periodístico que nació el 28 de mayo de 1888.Thorpe tuvo un hermano gemelo, de nombre Charlie, el cual falleció de neumonía a los nueve años de edad. Tuvo frecuentes conflictos con su padre, y su madre falleció por complicaciones de parto un par de años tras el fallecimiento de su hermano.En 1904 su padre logra su inscripción en el CIIS, y en 1907 llama la atención del Coach Warner, cuando, pasando por los campos atléticos del colegio, supera la barra del salto de altura ubicada a 69 pulgadas (1.75 metros) del piso… usando la ropa de calle occidental obligatoria. Warner trató de que se concentrara en el atletismo, pero las grandes pasiones de Thorpe eran el béisbol y el futbol americano. Fue además representante de Carlisle en basquetbol, lacrosse y hasta baile de salón.

CRÓNICA

CORRECAMINOS

21 VS 0

BUHOS I.P.N.

CORRECAMINOS

BUHOS I.P.N.

CRÓNICA

BUHOS I.P.N.

19 VS 12

LOBOS

BUHOS I.P.N.

LOBOS

CRÓNICA

TOROS SALVAJES

18 VS 26

Tecos UAG

TOROS SALVAJES

Tecos UAG

CRÓNICA

FRAILES

28 VS 0

PANTERAS G.E. Siglo21 Naranja

FRAILES

PANTERAS G.E. Siglo21 Naranja