Temporada 2019
7 Noticias de 277 totales

Zorros y Red Wolves cumplen la expectativa

Dos de los equipos de mejor desempeño dentro de la primera jornada del 2° encuentro atlético virtual de Categoría Mayor de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA), los Zorros del CETYS-Universidad y los Red Wolves de Arkansas State University campus Querétaro, se enfrentaron en la segunda jornada para del Grupo “A”, y ofrecieron un gran espectáculo para quienes tuvimos la oportunidad de presenciarlo.Los coaches Luis Cervantes, por parte de los bajacalifornianos, y Antonio Tajonar, de la jauría queretana, agradecieron el esfuerzo y compromiso de todos y cada uno de sus jugadores, y expresaron su compromiso para lograr un regreso seguro para todos a los emparrillados, a la brevedad posible.Todas y cada una de las ocho rondas celebradas fueron fuertemente disputadas, y los 29 jóvenes seleccionados para participar por cada institución se entregaron al máximo por sus colores.En esta ocasión, las pruebas celebradas en los siete heats disputados a doble tándem, consistieron de desplantes alternados con garrafón sobre el hombro, y “Devil Press”, lagartija con liberación de más alternada con levantamiento de campana del garrafón por encima de la cabeza.

Fallece el Ing. José Luis Porraz

El 15 de marzo pasado, se anunció el deceso del Ingeniero José Luis Porraz Arellanos, directivo con una larga trayectoria en la promoción y organización del futbol americano nacional.Con una reconocida trayectoria como directivo en el Club Gamos México A.C., llega a la presidencia de la Liga de Futbol Americano del Estado de México A.C. (FADEMAC), la cual ejerce durante el período 2013-2015.

John Gregory

Cuando cursaba el cuarto año de educación elemental, la familia de John Gregory visitaba con frecuencia la casa de su abuela, la cual era una experta jugadora de damas. Por más que el pequeño John lo intentaba, su abuela le ganaba una y otra vez, y él hacía berrinches y volteaba el tablero con gran frustración.Un día, los padres de John le pidieron a la abuela que, por una vez, lo dejara ganar una partida, a lo que la abuela respondió “John ganará cuando merezca ganar”.Esa es una lección que John Gregory ha llevado consigo en una trayectoria que abarca ya casi 70 años dentro del futbol americano.Gregory se inició en los emparrillados en la década de los 50s en el equipo de su preparatoria local, Webster City High School, donde su Head Coach, Harley Rollinger, le enseñaría el valor de la simplicidad en la planeación del juego, una filosofía que Gregory también llevaría consigo toda su vida.Con un libro de jugadas que Gregory describió en una entrevista como “dos hojas de papel escritas a mano, y una hoja para la defensiva”, Rollinger llevaría a Webster City High a una marca de 172 triunfos, 31 derrotas y ocho empates, con ocho temporadas invictas, dos de ellas en los últimos dos años de elegibilidad de Gregory. En su último año integró el primer equipo ideal del estado de Iowa, y fue Capitán y Jugador Más Valioso de su escuadra.

Gerhard de Beer

Cuando uno habla de jugadores sudafricanos en la NFL, inevitablemente el primer nombre que se viene a la mente es el del pateador Gary Anderson, uno de solamente siete jugadores a la fecha, todos ellos kickers, que han rebasado la barrera de los 2,000 puntos anotados en la historia de la NFL. De hecho, únicamente Adam Vinatieri (2,673) y Morten Andersen (2,544) han conseguido superar los 2,434 puntos anotados por el nativo de Parys, en el Estado Libre de Orange, quien fue nominado pateador de lugar del primer equipo ideal del 75° aniversario de los Acereros de Pittsburgh, donde se mantiene como su líder anotador histórico, con 1,343 puntos marcados.Lo que pocos saben, es que actualmente hay tres jugadores de esa nación buscando fortuna en la NFL, y uno de ellos será ponente en la Clínica de Coacheo que organiza ONEFA para el próximo mes de mayo.Gerhard de Beer tiene, en ciertos aspectos, una historia similar a la de “La pesadilla nigeriana”, el corredor Christian Okoye: llegó a la NCAA con una beca atlética, pero como lanzador de disco, sin haber conocido la práctica del futbol americano antes de llegar a los Estados Unidos.Pero mientras Okoye llegó a una institución de División II (Azusa Pacific U.), De Beer llegó a una institución del “Power 5”, los Gatos Salvajes de la Universidad de Arizona, miembros del Pac-12, y fue entrenado por Rich Rodríguez, un Head Coach que había dejado un gran impacto por sus revolucionarios esquemas ofensivos en West Virginia, pero que tuvo un polémico paso por los Wolverines de Michigan.De Beer era una gran promesa del atletismo de campo sudafricano. De hecho, en 2012 ganó una medalla de bronce en los Campeonatos Mundiales Junior de Atletismo celebrados en Barcelona, España.

Byron Williams.

Si bien fue en Nueva York donde Byron Williams vivió sus mejores años dentro del futbol americano profesional, es en el Estado de Texas donde ha dejado una profunda huella dentro del deporte de las tackleadas, misma que compartirá por primera vez en nuestro país, con motivo de la Clínica de Coacheo organizada por la ONEFA.Williams nace en Texarkana, Texas, el 30 de octubre de 1960. Desarrolló toda su trayectoria estudiantil en su estado natal, llegando a la NCAA con los Mavericks de la Universidad de Texas en Arlington, con los cuales consiguió un campeonato en la Southland Conference en 1981.En 1983 es reclutado en la décima ronda del draft de la NFL (turno 253 global) por los Empacadores de Green Bay. Tras ser negociado por un breve tiempo a las Águilas de Filadelfia, en octubre de ese año llega a los Gigantes de Nueva York, donde juega durante tres temporadas (1983-85) bajo las órdenes de Bill Parcells, en las cuales recibió los envíos de Phil Simms, y alternó con otros elementos ofensivos de la talla de Joe Morris, Rod Carpenter, Tony Galbreath y Mark Bavaro.En esas tres campañas, acumuló 59 recepciones para 1,097 yardas y tres touchdowns. En 1985 jugó sus únicos partidos de postemporada, participando del triunfo en la ronda de comodines ante los 49ers de San Francisco, 17-3, pero en las semifinales de Conferencia fueron borrados del terreno (0-21) por la impresionante defensiva de los Osos de Chicago que ganarían el Super Bowl XX de manera impresionante.

Protocolos médicos de ONEFA para un Regreso Seguro

A poco más de un año de haber comenzado con el primer caso de COVID-19 en nuestro país y de haber tenido que suspender todas las actividades normales, lo cual incluyó a las escolares y deportivas para evitar la concentración de personas, y por ende contagios, fue necesario informar de las medidas a tomar con base en la información que se tenía sobre el virus, cómo se transmite y qué hacer para no infectarse. Lo primordial fue no salir de casa a menos de que fuera indispensable.  Todo cambió a partir de entonces, el virus ha cobrado muchas vidas y los servicios de salud se han visto rebasados a causa de la gran cantidad de personas infectadas, y las cifras no han dejado de aumentar. Las vacunas ya se crearon, están llegando al país y se ha comenzado la campaña nacional de vacunación por parte del gobierno federal, pero mientras esto ocurre, el semáforo epidemiológico es el que dicta qué actividades pueden ser retomadas y cuáles todavía no.La Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA) tiene muy clara la delicadeza y seriedad con las que hay que tomar este tema, al tratarse de un deporte de contacto que involucra a muchas personas, y por lo mismo, anticipándose a la posibilidad de poder regresar a las actividades deportivas dentro de algunos meses, y basados en los conocimientos de los servicios médicos de todas las instituciones académicas que participan con la categoría de liga mayor de fútbol americano, crearon la Comisión Médica dividida en Subcomisión Médica de Difusión a cargo del Dr. Sergio Blázquez Sánchez, miembro de la Universidad Veracruzana , y la Subcomisión de Regreso Seguro conformada por el Dr. Gustavo Arellano Álvarez, Dr. Roberto Islas Samperio, Dra. Samantha Y. Calahorra Madrid, Dr. Kevin Luna Moreno, Dr. Oscar Alberto Ríos Castillo, Dr. Pedro Rojas Martínez y la Dra. Huri Alcocer Rodríguez con el apoyo del Instituto Politécnico Nacional , Instituto Tecnológico y de Estudios Científicos y Tecnológicos, campus Querétaro ; Universidad Autónoma de Chihuahua , Universidad Autónoma de Ciudad Juárez , Universidad de las Américas Puebla y Universidad del Valle de México.

Los posibles tipos de Interferencia.

En el deporte de la Organización Estudiantil de Futbol Americano, A.C. hay diversos tipos de castigos. Uno de ellos es la tan conocida Interferencia de Pase. Y hay diversas sugerencias que podrían ayudar a los oficiales a marcar de forma efectiva y diferenciar cada tipo de foul que sucede durante una jugada.Pero primero que todo, ¿Qué es una interferencia de pase? Bueno según la definición, la interferencia de pase es una penalización que ocurre cuando un jugador interfiere con la habilidad de un receptor para intentar atrapar un pase cuando el balón está en el aire. La penalización es un castigo de 10 yardas en contra del equipo infractor.  Enganchar y Jalar. (Hook and Turn) Un defensivo no puede usar su brazo como un gancho para hacer girar al receptor antes de que el pase llegue. Para marcar la falta, los árbitros deben estar plenamente seguros de que hay elementos para marcarla; el poner el brazo simplemente en el receptor, no es suficiente para lanzar un pañuelo. Por ejemplo, un defensivo, podría cubrir la cintura de su receptor con su brazo y con el otro batear el balón, y en ese caso no habría foul porque al receptor no se le ha impedido materialmente, intentar atrapar el pase. Los oficiales deben ser cuidadosos de no lanzar un pañuelo si el enganche sucede después de que el balón toca o rebaza al receptor. Embestir por la Espalda. (Playing through the back)    Un defensivo no puede ir por sobre la espalda del receptor para tratar de ir por el pase. Se debe ser cuidadoso de no penalizar a un defensivo que se posiciona alrededor del receptor para batear el balón o quizá interceptar el pase. Desde una perspectiva equivocada, eso puede parecer un contacto anticipado y el árbitro podría penalizar inapropiadamente, una buena jugada defensiva. Asimismo, no se debe lanzar el pañuelo cuando el contacto por el defensivo y el toque del balón por el receptor suceden casi al mismo tiempo, tanto así que se necesitaría cámara lenta para revisar la jugada y ver cual ocurrió primero.